El vómito de pelo en gatos

El vómito de pelo en gatos

Es común asociar, incluso entre veterinarios, el vómito de bolas de pelo con un comportamiento normal en nuestros gatos. Es cierto que los gatos ingieren grandes cantidades de pelo todos los días, pero este se elimina a través del tracto gastrointestinal sin mayores consecuencias. Por eso, si nuestro gato comienza a eliminar pelo en forma de bolas mediante vómitos, tendremos que tener presente la posibilidad de una enfermedad subyacente.

Vómitos recurrentes de bolas de pelo: un caso clínico

Vamos a proponer un caso clínico como ejemplo de qué deberíamos hacer cuando un gato presenta vómitos frecuentes de bolas de pelo. Sucedió con Graffiti, un gato de 5 años cuando pasó por la consulta para recibir su vacunación anual. Graffiti, de pelo corto, había vomitado bolas de pelo desde que tenía más o menos dos años, pero dos o tres veces al año; en cambio, actualmente la frecuencia había ido en aumento hasta dos veces por semana.

La exploración física y dermatológica de Graffiti era normal y sabíamos que estaba correctamente desparasitado porque era un paciente que seguía escrupulosamente su pauta de tratamiento. La desparasitación es importante en este aspecto porque la infestación por pulgas hace que nuestro gato se lama con mucha más frecuencia y, por lo tanto, ingiera más cantidad de pelo. Además de todos los problemas que pueden derivar tanto en afecciones en la piel como en la transmisión de enfermedades. En la exploración tampoco presentaba dolor, que puede ser otro motivo para el aumento del aseo. Por último, tampoco se habían producido cambios en su entorno que provocaran ansiedad en Graffiti.

Por ello, decidimos que lo mejor era realizar pruebas complementarias para detectar la causa del vómito crónico: análisis de sangre, radiografías y una ecografía abdominal. La búsqueda se centraba, sin descartar otras opciones, en una intolerancia alimentaria, una enfermedad inflamatoria intestinal idiopática e incluso una neoplasia.

Es en la imagen ecográfica donde detectamos una enfermedad inflamatoria intestinal, y al completar el protocolo de diagnóstico confirmamos una enteritis linfloplasmocitaria.

Una vez diagnosticada y tratada la enfermedad los vómitos de bolas de pelo desaparecieron. En definitiva, no consideres un comportamiento normal en tu gato el vómito frecuente. Si vomita bolas de pelo una o dos veces al año y ahora a aumentado su frecuencia, o nunca lo había hecho hasta ahora, no dudes en consultarlo.

Deja un comentario

Cerrar panel

Contacta con nosotros:

+34 623 105 343

Llámanos

Lunes - Viernes
10:00 - 13:30 y 16:00 - 20:00 h
Sábado
10:00 - 13:30 h

Síguenos:

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Tiene más información aquí más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar